info@getex.net

Especialistas en la gestión de la confección textil

Informe sectorial 2013

El sector

La industria textil está formada por un conjunto de procesos interrelacionados que tienen como finalidad la creación de diferentes productos, tanto de vestuario como industriales, y que incluyen desde la obtención de la materia prima hasta la distribución del producto final a la persona consumidora. Tradicionalmente, el textil ha sido un sector caracterizado por un bajo contenido tecnológico y un proceso de producción intensivo en mano de obra. Después de años de reestructuración, el sector ha evolucionado y ha asistido a una reorientación de sus actividades, entre las que destacan como determinantes la transformación de la estructura comercial, la diversificación de productos, los cambios continuos en las materias y la optimización de la distribución y la logística.

Principales ámbitos de actividad

La industria textil comprende un amplio conjunto de actividades, desde la producción de fibras y la elaboración de prendas de vestir, hasta la distribución del producto final a la persona consumidora. El ciclo completo incluye la producción de fibras naturales y químicas, las industrias textiles tradicionales (que realizan las actividades de hilatura,
tejeduría y acabado) y la industria de la confección. El mercado se distribuye entre tres grandes grupos de productos:
el de vestuario (engloba cerca del 50% del consumo total), los textiles para el hogar y la decoración (30%), y los textiles de uso técnico o industrial (20%).

Tendencias

Todas las actividades textiles, especialmente la de la confección, se han visto afectadas por la creciente competencia de los países emergentes, que basan su capacidad competitiva en los bajos costes de la mano de obra. No obstante, parece que actualmente las marcas de moda catalanas y europeas, en general, se están dando cuenta que producir fuera ya no sale tan a cuenta y confirman que hay una tendencia a traer la producción más cerca de casa. No es, fundamentalmente, una cuestión de costes, sino que las empresas están constatando el gran potencial y valor añadido que supone tener un producto made in Europe. Otro factor de gran trascendencia para el sector es la progresiva concentración de la distribución comercial y su apuesta por estrategias de comercialización y suministro a escala internacional.

Peso económico

En Cataluña, la actividad del sector textil y de la confección se ralentizó a lo largo del año 2011, reflejando el deterioro del entorno económico general. La producción cayó un -0,7%; sin embargo, el sector aún mantiene un peso destacado en la economía catalana ya que representa el 4,4% del Valor Añadido Bruto (VAB) y el 7,3% del empleo de la industria catalana.

La ocupación

En el sector hay un gran número de pequeñas empresas; del total de 2.900 empresas existentes en 2011, el 90% ocupan menos de 5 trabajadores. La reconversión del sector ha tenido efectos en la dimensión de las empresas, las de mayor tamaño se han visto más afectadas por esta reconversión, lo que ha provocado una reducción de la dimensión empresarial del sector. Las empresas textiles de más de 50 empleados representaban el 5% de las empresas del sector en el año 2000, mientras que actualmente no llegan al 3%.

Perfiles profesionales más demandados

El futuro del sector depende de su capacidad para reorientarse hacia actividades de elevado valor añadido. Actualmente, la confección tradicional está dando paso a la confección de productos textiles con componentes técnicos, la investigación textil está ganando protagonismo y cada vez se utilizan más las nuevas tecnologías aplicadas a los productos y procesos textiles. En este contexto, el hecho de disponer de personal técnico cualificado que conozca las innovaciones, tanto en materiales como en procesos de producción, se convierte en un factor de éxito clave.

Ocupaciones más demandadas

El sector textil se ha visto en la obligación de reestructurar su funcionamiento para mantener su competitividad, lo que se ha traducido en una mayor importancia de determinadas actividades, especialmente las de la distribución y de logística, que tienen un carácter estratégico diferenciador. En este sentido, los y las profesionales cualificados de la cadena logística y de almacenamiento son de gran importancia dentro del desarrollo de las nuevas políticas empresariales. Por otra parte, la investigación es un ámbito con previsiones de incrementar el número de personas empleadas, aunque está condicionada por la resistencia y la lentitud que presenta el sector en la implantación de innovaciones textiles.

Proyección futura

El futuro del sector pasa necesariamente por saber adaptarse a la realidad cambiante. En este sentido, las estrategias competitivas más adecuadas apuntan tanto a la diversificación como a la diferenciación mediante la entrada en nuevas actividades, por ejemplo, la de los textiles técnicos o el uso de las nuevas tecnologías y la distribución a través de Internet, entre otras. Para afrontar estos nuevos retos, es necesario adaptar la formación técnica de los y las profesionales, así como acercar las empresas a los centros tecnológicos y a las universidades.

Debilidades

La elevada competencia que ejercen las economías emergentes, el aumento de sus exportaciones hacia Europa (después de la liberalización comercial) y la pérdida de competitividad del sector europeo (por los elevados costes de producción, en particular de los salariales) constituyen las principales causas del declive que sufre Cataluña en el sector textil. Adicionalmente, la situación se ha visto agravada por la falta de acceso al crédito inherente a la crisis económica y financiera mundial.

Oportunidades

A pesar de la difícil situación de determinadas actividades textiles, existen posibilidades interesantes que pueden generar oportunidades de negocio. Entre estas, destaca el uso de la tecnología como recurso estratégico (especialmente en lo referente a la venta a través de Internet), el refuerzo de la imagen de producto, la reorientación hacia los textiles técnicos, la distribución especializada y la internacionalización.

Fuente: barcelon@ctiva con la colaboración de Leitat

Documento completo: Industria textil. Informe sectorial 2013